El Virus, el mar y la tierra

Dormido, el escandalo del agua golpeando contra el techo laminado del vecino no hacia sentido. La cubierta es de fibra de vidrio, las escotillas, de algún plástico macizo; materiales que suenan totalmente distintos bajo la lluvia. Y a pesar de la falta de sentido, me desperté decidido a confirmar que todas las escotillas estuvieran bien … Sigue leyendo El Virus, el mar y la tierra

El Virus y el mar. De Polinesia Francesa a Hawái.

Levamos ancla a las 1010 del 8 de abril. Aunque conocimos pocas caras durante nuestro confinamiento en Taiohae, era difícil despedirse de esta bahía, a la que nos había costado tanto llegar y en la que a través del radio habíamos conocido tantas voces y, sentía, hecho varios amigos. Pero la isla no estaba dispuesta … Sigue leyendo El Virus y el mar. De Polinesia Francesa a Hawái.

El Virus y el mar (cont.)

Llevamos 12 días aquí y he tocado tierra una vez, experiencia que puedo resumir cómo sumamente incómoda y extraña. Fui poco después de llegar a Nuku Hiva y habían transcurrido más de tres semanas desde la última vez que usé zapatos. Con mi pasaporte y una attestation, documento impreso que explica el motivo por el … Sigue leyendo El Virus y el mar (cont.)

El Virus y el mar

En estas latitudes la temperatura del agua y del mar oscila los 30° C, la humedad es de aquellas que te mantienen pegajoso y el sol quema hasta al más dorado marinero. En las noches aparece la vía láctea, nos visitan mantarrayas gigantes y respiramos aire fresco, un poco menos caliente que de día. Está … Sigue leyendo El Virus y el mar

¡Salud!

De pequeño me parecía aburrido que los adultos se desearan buena salud en los cumpleaños o festejos de fin de año. Pensaba: ¡Qué hueva! ¿Por qué no se desean dinero o unas vacaciones bien chingonas? Ya más grandesito, me decía ¿por qué no se desean un chingo de sexo, buenas pedas y también dinero y … Sigue leyendo ¡Salud!

¡Embaucado por Mercator!

¡Ese Mercator! Por su culpa estoy en el culo del mundo y no veo pa' cuando salga de aquí. El cabrón, aprovechándose de mi ingenuidad, me hizo creer que llevar un velero de Papúa Occidental, en el extremo este de Indonesia, a Phuket, en el suroeste de Tailandia, sería un viaje relativamente corto. Hay quienes … Sigue leyendo ¡Embaucado por Mercator!